Protección Manual

Nuestras manos son obras maestras de la biología. Se basan en una ingeniería más compleja que la de cualquier máquina. Para funcionar, requieren y utilizan uno de los espacios más amplios en la corteza motora del cerebro. Sólo la rotación del pulgar exige miles de mensajes. Sin las manos, no podríamos realizar muchas actividades que consideramos naturales, tales como comer una manzana o simplemente abrir una puerta. Así que el cuidado de las manos en la seguridad industrial es esencial para una mayor calidad de vida tanto laboral como personal.

Print Friendly